INCIDENCIA DE CEFALEA POST-PUNCIÓN EN ANESTESIA ESPINAL DE CIRUGÍA MAYOR AMBULATORIA DE VÁRICES: ¿EXISTE EL TROCAR DE ELECCIÓN?

Elisa Peña O. 1 , Jorge Medina B. 2 , Germán Valenzuela W. 2 , Paula Rodríguez B. 2 , Alejandro Recart F. 2 y Alberto Torres G. 3

Correspondencia
Filiaciones
1 Médico General, adosado a programa de cirugía ambulatoria, CRS San Rafael, La Florida. 2 Anestesista, programa de cirugía mayor ambulatoria, SSMSO, CRS San Rafael, La Florida. 3 Interno 7º año Medicina, Pontificia Universidad Católica de Chile. SSMSO, CRS San Rafael, La Florida, Santiago. Chile.

Rev Chil Anest Vol. 38 Núm. 3 pp. 191-199|doi:
PDF|ePub|RIS


Introducción

La cefalea post punción dural (CPPD) es una complicación conocida asociada a anestesia espinal. Su incidencia ha disminuido en forma importante en el tiempo, especialmente después de la introducción de trocares punta de lápiz (pp) de diámetros pequeños. Actualmente se reporta una frecuencia global de entre 1 y 5% para trócares #25 y menor para #27. En cirugía mayor ambulatoria ésta es una complicación muy importante de evitar debido a que habitualmente se presenta cuando el paciente ya se encuentra en domicilio, por lo que aumenta el índice de reingresos, los costos y la insatisfacción de los pacientes ambulatorios. La literatura es escasa respecto a la frecuencia y manejo de esta complicación específicamente en pacientes ambulatorios.

Objetivo

Comparar la frecuencia de CPPD en pacientes con anestesia espinal con trocar 25 pp versus trocar 27 pp, sometidos a cirugía mayor ambulatoria de várices, en el CRS San Rafael de La Florida.

Material y Método

Se realizó un estudio prospectivo, randomizado, ciego. Se incluyeron pacientes adultos, programados para safenectomía ambulatoria bajo anestesia espinal. El anestesiólogo tratante eligió el trocar espinal #25 ó #27 de acuerdo a una lista de randomización y procedió a realizar la punción de la manera tradicional, con el paciente en decúbito lateral. Se excluyeron pacientes en los que fue necesario convertir a anestesia general y aquéllos en los que se reportó punción dificultosa de más de dos intentos. Se administraron 6 mg de bupivacaína 0,75% hiperbara en el espacio L2-L3, en 2 ó 3 ml. Los pacientes fueron enviados a domicilio con instrucciones de comunicarse con la unidad en caso de presentar cualquier tipo de molestia, incluida la cefalea. A las 24 h del alta se realizó una entrevista telefónica donde dirigidamente se preguntó por la presencia de cefalea. Si los pacientes presentaban cefalea después de las 24 h la instrucción era comunicarse con la unidad y acudir para evaluación por especialista y eventual parche de sangre. La información se registró en un formulario específico y los datos fueron analizados utilizando SPSS-12 para Windows.

Resultados

596 pacientes completaron el estudio. En 291 se utilizó trocar espinal #25 (G 1) y en 305 #27 (G 2). No hubo diferencias en cuanto a características demográficas entre los grupos. Tampoco en cuanto a tiempos de cirugía ni de estadía en la unidad. La frecuencia global de CPPD fue de 0,5%. En el G 1 se registraron 3 casos (1,03%) y en el G 2 no se registró ningún caso. Todos los casos fueron en mujeres y las punciones fueron descritas como fáciles y en el primer intento. Los pacientes fueron dados de alta de la cirugía en forma habitual y consultaron en forma espontánea por cefalea al 2o, 4o y 5o día postoperatorio. En todos los casos se realizó parche de sangre una vez confirmado clínicamente el diagnóstico, desapareciendo las molestias. Ningún paciente requirió rehospitalización.

Conclusiones

La frecuencia global de CPPD obtenida en este grupo de pacientes es similar a lo reportado en la literatura, lo que sugiere que la anestesia espinal es una alternativa segura en pacientes ambulatorios. Al observar las diferencias según el tamaño del trocar, la frecuencia de la complicación permanece baja, sin embargo, el hecho de que en esta serie sólo se presentaran casos en el Grupo 1, determinó dejar de utilizar el trocar #25 y se decidió que el trocar #27 fuera de elección para este tipo de cirugía ambulatoria en la unidad. Luego de finalizado este estudio se han realizado alrededor de 400 casos de safenectomía ambulatoria solamente con trocar #27 sin presentarse casos de CPPD (información no tabulada). Nuestros resultados sugieren que el trocar #27 pp debería ser de uso preferente en safenectomía ambulatoria bajo anestesia espinal.

Creative Commons License Attribution-NonCommercialRepublish
×

REPUBLISHING TERMS

You may republish this article online or in print under our Creative Commons license. You may not edit or shorten the text, you must attribute the article to Aeon and you must include the author’s name in your republication.

If you have any questions, please email fescuder@hotmail.com

License

Creative Commons License Attribution-NonCommercialCreative Commons Attribution-NonCommercial
INCIDENCIA DE CEFALEA POST-PUNCIÓN EN ANESTESIA ESPINAL DE CIRUGÍA MAYOR AMBULATORIA DE VÁRICES: ¿EXISTE EL TROCAR DE ELECCIÓN?